Facebook Twitter RSS

jueves, 3 de mayo de 2018

Soberanía de los Estados, EEUU y líderes de AL

Noticias SC     3:04  No comments

El Mirador
Por Luis Céspedes Peña
No hay ningún tipo de duda de que el establecimiento de relaciones diplomáticas entre República Dominicana y China Popular, es de gran satisfacción para los sectores vinculados a las importaciones de productos, más que a las exportaciones, porque traen un nuevo estilo de competencia comercial.
Pero también hay que decir que los sectores pro-norteamericanos tratarán de sacarles “capital político” a la trascendental decisión del Presidente Danilo Medina, el gobernante con mayor grado de popularidad entre los grupos más ignorados de la economía nacional, como son los  pequeños y medianos productores agropecuarios, además de los industriales de esas áreas.
Recibir millones de pesos para poner a producir la tierra, medianos o pequeños talleres industriales, como está sucediendo en la actualidad, sin que los productores estén en la necesidad de pensar en quién les servirá de garantes en los Bancos, como era antes del Presidente Medina dirigir el país, está por encima de la mayoría de las naciones más desarrolladas del mundo.
Antes, la mayoría de las huelgas era para que el gobierno construyera escuelas, les aumentara el salario a los profesores y los médicos.  Hoy, el país, como una paradoja, le está solicitando al gobierno que no construya  más escuelas, porque son suficientes las que ya hay,  y que los aumentos salariales sean dirigidos a otros sectores de la sociedad.
Pero no significa que el actual gobierno no hizo reajustes a favor de los últimos, sino que las presiones económicas internacionales, fundamentalmente el problema causado por los aumentos del petróleo, inciden negativamente en la mejoría de las condiciones de vida de los más necesitados, especialmente de los empleados públicos y privados.
Y también hay que agregar las desventajas de la competencia comercial que tenemos. Hay quienes consideran que el Presidente Medina debió haber dejado para más allá la puesta en práctica de las relaciones con China Popular y tienen algunas razones suficientes.
En la actualidad, Estados Unidos mantiene  ataques directos en contra de los gobernantes que, por una u  otra razón, toman o aplicaron decisiones importantes para el desarrollo de sus naciones.
Muchos de los gobernantes que pusieron en práctica acuerdos comerciales afectando los intereses de Estados Unidos, hoy están enfrentados a la Justicia de sus países por acusaciones de corrupción, algunos presos y otros luchando para tratar de evitar ir a prisión.  
Pero es importante aclarar que en el caso de nuestro país, eso no significa que el jefe de Estado vaya a alejar al país de sus vínculos con Estados Unidos, nación que es imitada por una gran mayoría de dominicanos, en lo que respeta a su alimentación, vestuario y otras culturas norteamericanas.
El mayor temor de Estados Unidos y aliados, es que China, con un alto nivel de competencia, afecte su sistema comercial. Pero no debe existir ese temor, debido a que hay reglas comerciales establecidas a nivel internacional.
Nuestro país, desde hace muchas décadas, está muy familiarizado con la cultura China. Pero como es lógico, los comerciantes e importadores están satisfechos con las nuevas relaciones con esa potencia política, económica y militar.
A los consumidores lo que más les importa es el poder adquirir  productos a precios asequibles y calidad, sean norteamericanos, chinos, rusos u otras naciones. ¡Vivimos en un mundo sin frontera, por lo que ningún país está lejos!
En el 2011, ganamos el primer lugar del Ensayo Periodístico René Fernández Almonte, de la Seccional Santiago del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), en el cual advertimos que la errada política comercial de Estados Unidos en América Latina, le haría perder parte de su mercado. Hoy, Europa controla gran parte del comercio dominicano, especialmente de electrodomésticos y vehículos.
Y dijimos que mientras Europa estaba ayudando a los países pobres de América Latina, a pesar de la crisis económica por la cual atravesaba en ese momento, Estados Unidos retiraba del país el gran programa llamado Alianza para el Progreso, dejado por el asesinado Presidente John F. Kennedy, el cual se desarrollaba, de manera exitosa, en las comunidades más humildes de la frontera u otros lugares de la República Dominicana.
Poniendo en práctica la errada política de que cada vez que  en un país llega un nuevo gobierno, Estados Unidos también retiró otro brillante programa que ayudó exitosamente con el progreso de los países caribeños, entre los cuales República Dominicana fue una gran beneficiada en materia de construcciones de obras de regadíos u otras obras sociales,  como fue la del Presidente Ronald Wilson Reagan, también llamada Iniciativa para la Cuenca del Caribe. ¡Ambos programas debieron ser ratificados para bien de ambas naciones!
El retiro de esa política de apoyo a los países de América Latina de parte de Estados Unidos, es lo que sigue rompiendo ese vínculo entre tradicionales aliados. Y, sabiamente, China Popular, Europa y Rusia, incrementan sus cooperaciones en América Latina, o  lo que es lo mismo, su presencia en la región.
Llegó el momento de que Estados Unidos revise su política con los aliados, para evitar perder más terreno político y comercial.
Y si no lo hace, se mantendrán vivos o muertos, incidiendo con sus ideas innovadoras,  otros Hugo Chávez, Rafael Correa, Leonel Fernández, Cristina Fernández, Evo Morales, el general César Sandino, el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, el también coronel Rafael Fernández Domínguez, Luíz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, los hermanos Fidel y Raúl Castro, u otras personalidades, aún con errores humanos,
Es el momento de que el presidente norteamericano, Donald Trump, convoque a los líderes de América Latina, especialmente los Presidentes y ex gobernantes, incluidos los que la gran nación combate actualmente, para analizar su política e iniciar un “nuevo mundo de conversaciones”.
¡La República Dominicana es un excelente país para esa reunión! Algo parecido, pero con dimensiones distintas, debe ocurrir con Taiwán, que rompió relaciones diplomáticas con la República Dominicana, después de más de 70 años, sólo porque nuestro país también  estableció  vínculos  diplomáticos con China Popular. ¡Una torpeza política!
Con ese tipo de acción, el único que pierde es Taiwán, porque hasta para votaciones en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que tanto lo necesita por su pleito  con China Popular, deja de recibir el apoyo de países latinoamericanos, si se tome en consideración la incidencia que tiene nuestra nación en el área, como es el caso de América Central. Los dominicanos somos creyentes de la diversidad y eso nos da buenos resultados.
Aquí respetamos el culto religioso, sea católico o evangélico, las ideas políticas, lo cultural, comercial y social, porque creemos en la democracia. ¡Ese es nuestro sistema político y debe ser respetado! Sin importar colores, la mayoría de políticos dominicanos vive su democracia. 
¡Gracias por leernos!

Noticias SC


Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Ut odio. Nam sed est. Nam a risus et est iaculis adipiscing. Vestibulum ante ipsum faucibus luctus et ultrices.
View all posts by Naveed →

0 comentarios :

Text Widget

Recent news

Informacion

Miguel Angel Solano

Telefono: 1-809-637-8383

E-mail: SolanoMiguelAngel@gmail.com



Proudly Powered by Blogger.